Virtualización de servidores directa

Procedimientos de virtualización compiladas dentro del kernel

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y la mayoría de los demás servidores virtuales consiste en la propia tecnología de virtualización. Mediante KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en la máquina anfitriona – en vez de esto, la secuencia de procedimientos de software que se necesitan se elaboran dentro del SO de la máquina anfitriona. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware cuando se trata de correr aplicaciones adicionales mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas huésped. La ausencia de esta capa de comunicación complementaria entre otras cosas, acelera el período de espera I/O, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de servidores directa

Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Disposición de los recursos del servidor reservados especialmente para usted

La tecnología de virtualización innovadora que se empleó para crear los KVM VPS permite que utilicen de la mejor manera posible los recursos del servidor accesibles. El modelo KVM está siendo elaborada sin más en el SO de la máquina anfitriona asegurando una comunicación directa con el propio servidor físico omitiendo completamente la capa de virtualización a la hora de encaminar todas y cada una de las solicitudes. Esta redundancia en la comunicación reducida da lugar a un desempeño mucho más eficiente del VPS.
Acceso rápido a los recursos del servidor reservados

Un sistema operacional de su predilección

Consiga el sistema operacional que desee

Con el VPS, se le da la oportunidad de ser completamente autónomo del servidor principal por la perspectiva del sistema operacional. Las instrucciones de virtualización KVM hacen posible que las máquinas huésped se comuniquen directamente con el el hardware, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. De esta forma, teniendo a mano la imagen ISO correcta, podrá poner cualquier SO que pueda correr en su servidor – desde una distribución de Linux muy desconocida hasta la última edición de Windows Server.
Un sistema operacional de su predilección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL